El día 14 de abril de 1931 se proclamaba la II República en España, hecho histórico en el que jugó un papel importantísimo Don Niceto Alcalá-Zamora y Torres, natural de Priego de Córdoba, donde se encuentra su Casa-Museo.

En los años 80 las hijas de Don Niceto habían recopilado tantos objetos y documentos como les fueron posibles, ya que le fueron confiscados todos sus bienes, con el objetivo de crear un Patronato para difundir la figura de su padre. Así nace esta Casa-Museo en Priego, un lugar que nos acerca a la figura política y humana de nuestro prieguense más ilustre.

La Casa Museo conserva una placa en su fachada principal igual que la que en su día le dedicara su pueblo en el año 1931. En la planta baja, en el comedor de invierno, destaca un retrato que en su día le realizó su paisano el pintor Adolfo Lozano Sidro.

En la planta superior podemos hacer un recorrido por su vida, desde su nacimiento, su educación, su carrera política, la creación del partido de derecha liberal republicana y su llegada primero a la presidencia del gobierno, y después a la presidencia de la República, con el posterior exilio y su muerte.

Se conserva, entre otros objetos, el diván donde murió, junto a un reloj parado a las seis menos cuarto, hora en la que murió en Buenos Aires el 18 de febrero de 1949.